Si preferís, podes escucharme hablar sobre este tema haciendo click acá

El tema de hoy es el ayuno intermitente, una propuesta bastante popular últimamente, que genera muchas preguntas, especialmente en el contexto de la menopausia y la peri menopausia.

Si te estás preguntando ¿Es beneficioso o no? En este artículo vamos a desentrañar esta cuestión.

¿Qué dice la ciencia?

El mayor respaldo científico del ayuno intermitente radica en su capacidad para inducir un proceso llamado autofagia. Este es un mecanismo celular que se activa durante el ayuno y funciona como una especie de “limpieza” interna, ayudando a eliminar células dañadas y a renovar el organismo.

Beneficios potenciales

El ayuno intermitente no solo se enfoca en la pérdida de peso. Uno de los beneficios más interesantes es el reseteo celular que ocurre durante la autofagia, lo que podría mejorar los marcadores de envejecimiento. Esto es especialmente relevante para las mujeres post menopáusicas, quienes enfrentan riesgos aumentados de enfermedades cardiovasculares, metabólicas, óseas y ciertos tipos de cáncer debido a la caída hormonal.

¿El ayuno es para todas?

No necesariamente. El ayuno intermitente puede no ser adecuado para todas las mujeres, especialmente si no se lleva a cabo correctamente.

Por ejemplo, hacer un ayuno de 16 horas seguidas y luego de comer cualquier cosa en cualquier cantidad durante las horas de ingesta puede llevar a un descontrol calórico y metabólico. Además, es crucial entender que el problema puede no estar en cuánto se come, sino en por qué se come.

Ansiedad, estrés y desórdenes emocionales pueden llevar a comer en exceso, y el ayuno intermitente no abordará estos problemas.

Tus hormonas y el ayuno

En la peri menopausia y menopausia, el ayuno puede tener efectos contrarios a los deseados.

La reducción drástica de la ingesta calórica puede activar la grelina, la hormona del hambre, aumentando el modo ahorro del cuerpo y dificultando la quema de grasa.

Además, la falta de equilibrio hormonal puede hacer que las estrategias de ayuno resulten en que tu cuerpo almacene más grasa abdominal y otros cambios indeseables en la composición corporal.

Ayunar te estresa

Cuando pasas más de 6 horas sin comer, tu organismo activa los mecanismos de supervivencia. Aumenta tu cortisol (hormona del estrés) para ponerte en modo alerta. Tengo varios contenidos en los que te comparto información sobre la relación de tu estrés-cortisol-almacenamiento de grasas. Si haces click aca podes ver más sobre este tema.

Lo que me importa que entiendas es que varios estudios demuestran que ESPECIALMENTE en peri o post menopausia el estrés DE CUALQUIER TIPO es tu peor enemigo, especialmente para la gestión de tu composición corporal (almacenamiento de grasa y preservación de masa muscular magra).

Por eso, el ayuno prolongado (más de 12 horas) durante la per y post menopausia, en mi opinión es una pésima estrategia si estás buscando gestionar tu grasa (composición corporal)

Estrategias inteligentes

Si decidís probar el ayuno intermitente, es importante hacerlo de manera equilibrada. No se trata solo de ayunar, sino de lo que comes durante las horas de ingesta.

Incluir proteínas de alta calidad como queso, pescado, pollo o carne en las primeras comidas del día puede ayudar a mantener estables los niveles de insulina y glicemia.

Como mujer +40 deberías estar consumiendo 5 porciones de proteínas al día, es por eso que en mi Instagram siempre te estoy mostrando recetas e ideas para poder cubrir con este requerimiento. Si queres saber cuánto es una porción REAL de proteína hace click aca .

Una estrategia más sencilla y menos estresante es tener un descanso de 12 horas durante la noche. Esto puede ser beneficioso metabólicamente, ayudando a tu cuerpo a resetearse sin los riesgos asociados a ayunos más largos. Por ejemplo, cenar temprano y desayunar más tarde puede proporcionar este descanso sin los efectos negativos de un ayuno prolongado.

Dejame tus comentarios o preguntas en los comentarios que te voy a estar leyendo!