Si te pasa como me pasó a mi, que después de los 40, de golpe empecé a acumular grasa abdominal y no entendía qué pasaba, tenes que leer este post.

Si preferis, podes ver mi video en Youtube sobre este tema:

Ahora se habla más de menopausia (por suerte). Pero todavía veo muchas mujeres que no relacionan los síntomas que tienen con la peri o post menopausia.

Uno de estos síntomas es el incremento de grasa corporal especialmente en zona de abdomen y torso (brazos, espalda, etc).

También es responsabilidad del sistema de salud porque sigue habiendo muchos ginecólogos desactualizados y puede que tu ginecólogo te haya dicho que hasta que no dejes de menstruar no tenés que preocuparte por la menopausia o peor aún, te dijo que estás en etapa de menopausia pero que es “normal” que tengas estos síntomas y que tenés que “soportarlos”.

Quiero empezar por decirte que hay mujeres que siguen menstruando pero están en peri menopausia es decir la revolución hormonal empieza MUCHO ANTES de que se retire la menstruación. A veces a una edad tan temprana como los 35 años o incluso antes. Generalmente, alrededor de los 40.

La buena noticia es que hay mucho que podes hacer para encontrar un nuevo equilibrio. No es cierto eso de que “esto es lo que hay y punto”. La menopausia es inevitable, todas la vamos a pasar tarde o temprano, pero el sufrimiento NO ES INEVITABLE o sea que

Tenemos que aceptar pero sin resignarnos

Una de las cosas que más desconcierta es que el cambio hormonal no es lineal, uniforme ni breve;

La caída en picado de tus estrógenos implica una alteración en tu composición corporal (empezas a perder masa muscular y a acumular más grasa), con la acumulación de grasa en áreas específicas, como los brazos, la zona del sutién o el abdomen.

Estos cambios hormonales favorecen la acumulación de grasa, ya que esta está directamente influenciada por los estrógenos y es muy difícil de eliminar. 

No obstante, combatir esta acumulación de grasa no se limita únicamente a la modificación de la alimentación. Si tu primera reacción al notar esta acumulación es adoptar una dieta restrictiva, como el ayuno o los detox, ahí es donde está tu primer ERROR.

Es importante que entiendas que la transformación corporal durante la peri/post menopausia está asociada a un desequilibrio hormonal que provoca este incremento de grasa y además su localización.

Cuando te hambreas, empeoras la situación por dos razones:

1- Te estresas (pasar hambre causa un estres a veces imperceptible y otras veces notas la ansiedad). En consecuencia aumenta tu cortisol (la hormona del estrés). Esto te pone automáticamente en modo ahorro pero además cuando aumenta el cortisol, también decae (más aún) tu progesterona.
O sea, al desequilibrio estás agregando todavía más desequilibrio.

2- No comes lo suficiente para cuidar tu masa muscular y este debería ser tu mayor foco en esta etapa porque la masa muscular es tu mayor capital. Ya te dije que de por sí la empezas a perder en esta etapa, si encima no comes, más masa muscular vas a perder. Quiero que sepas que, entre otras cosas, tu masa muscular es la que quema mientras estás en reposo. O sea, a más masa muscular, más quemas, o sea menos grasa

Entonces lo que te quiero decir es que no se va a resolver pasando hambre o haciendo una dieta loca.

¿Cómo lo soluciono?

Es fundamental que recurras a información científica, segura y además ordenada.

Es crucial evitar la búsqueda de soluciones en redes sociales, donde la información puede resultar confusa o llevar a recomendaciones poco fundamentadas..

Desde ya te digo, que no hay caminos cortos, pastillitas mágicas ni soluciones únicas.

La recomposición corporal es UN SINTOMA de tantos asociados a la peri/post menopausia y es el RESULTADO de la revolución hormonal que se debe tratar desde al menos 5 pilares:

  • Nutrición
  • Suplementos
  • Salud hormonal
  • Gestión de estrés y descanso
  • Actividad física
  • Sexualidad femenina

Vivir esta etapa con incomodidades no debería ser normal. Si bien es importante trabajar en la aceptación, también es esencial buscar nuestra mejor versión, esto implica replantear nuestros hábitos alimenticios, de ejercicio, de suplementación, y aprender a gestionar tanto el estrés como las emociones.

Justamente sobre esto trata mi programa Mujer +40 (+50, +60). Si todavía no lo conoces, te invito a que lo conozcas haciendo click acá

Reaprender a comer 

Es necesario entender que el origen de estos cambios está en lo hormonal, por lo que el abordaje no puede limitarse exclusivamente a la nutrición, la farmacología o el físico. Si bien la nutrición juega un papel fundamental en esta etapa, es crucial aprender a comer de manera diferente.

Esto no implica que lo que hacías anteriormente estuviera mal, pero quizás no sea lo más adecuado para esta nueva etapa. Reaprender implica aceptar que algunas cosas que disfrutábamos deben reducirse en frecuencia, mientras que otras que no nos hacían tan felices deben ser priorizadas, encontrando así un equilibrio que también promueva tu felicidad.

Dejame tus comentarios o preguntas en los comentarios, te voy a estar leyendo!